Informa Perla Harriet sobre la vida con tartamudez

 

Mérida, Yucatán a 15 de abril de 2013.- La Escuela de Psicología de la Universidad Anáhuac Mayab, en su misión de concientizar al público en general sobre avances en las terapias para una buena salud mental, presentó la visita de la Lic. Perla Harriet, Directora Regional de Organización McGuire en México, con la charla “Más Allá de la Tartamudez” ante decenas de alumnos, familiares y personas con este grave padecimiento.

“Uno no rompe hábitos, los reemplaza por nuevos comportamientos. Nuestra misión es que sean hábitos mejores,” comentó al inicio de su plática la Lic. Harriet, quien tiene esta enfermedad desde pequeña. Aunque la tartamudez es considerada “incurable,” existen métodos como el Programa MacGuire que, por medio de diferentes actividades, terapia y ejercicios mentales y físicos, puede ayudar hasta a los casos más graves.

El Programa MacGuire consta de las siguientes vertientes para mejorar el habla y la seguridad en sí mismo de una persona tartamuda: holística, física, espiritual, emocional y mental. Uno de los primeros “ataques” a la enfermedad es el entrenamiento del músculo diafragmático, que ayuda al paciente a hablar con el “estómago (diafragma)” en lugar de darles peso a las cuerdas vocales, mejorando su inmediato desempeño.

Señala: “A los individuos se les insta a tener autoestima, libertad mental y paz interior, así como mantener la mentalidad positiva y optimista ante los sucesos que están enfrentando.” MacGuire ha ayudado a más de 8,000 personas en todo el mundo y los resultados se pueden ver desde los primeros meses del someterse al Programa.

Sin embargo, el tartamudo, desde niño, lucha con numerosos tabúes, como son la discriminación, la vergüenza de hablar en público, los conflictos con personas que se mofan de la condición o enfermedad y la inseguridad, entre otros. Eso hace que el enfermo sea percibido como una persona arrogante, evasiva, o que utiliza mecanismos de distracción para expresarse en el día a día.

Añade la experta: “Ir al café es una pesadilla para nosotros, no podemos pedir nuestra bebida o decir nuestro nombre. Ni hablar de cuando estamos en clase, leer en público es un tormento. Aquí enseñamos la valentía, hacemos a las personas disciplinadas y las hacemos expresarse como ellas quieren, cuando ellas quieren.”

Una persona con tartamudez puede llegar a padecer depresión crónica, por lo que uno de los pasos más importantes del Programa MacGuire es hacer que la persona esté en coordinación con sus sentimientos, para lograr la coordinación de sus sentidos.

Para saber más:

  • Más de 80 millones de personas sufren este padecimiento en todo el mundo.
  • Se considera reversible antes de los 6 años de edad, por lo que consultar con especialistas o médicos es de vital importancia en edades tempranas.
  • No existe una raíz genética para esta enfermedad. Algunos genes mutados en común, sin embargo, son observados en personas tartamudas.
  • Existen dos tipos de tartamudez: encubierta y descubierta. La encubierta se compone de sustitución de palabras y repetición constante de sílabas y la descubierta tiene contorsiones faciales y bloqueos.
  • En México existen 1,112,000 individuos con tartamudez.
Informa Perla Harriet sobre la vida con tartamudez Informa Perla Harriet sobre la vida con tartamudez Informa Perla Harriet sobre la vida con tartamudez Informa Perla Harriet sobre la vida con tartamudez Informa Perla Harriet sobre la vida con tartamudez Informa Perla Harriet sobre la vida con tartamudez